miércoles, 3 de septiembre de 2008

¿Qué es entonces?

Con muy poca información de Star Trek, los fanáticos empiezan a preguntarse qué es lo que veremos en la próxima película de la saga que dirigirá J.J. Abrams para estrenarse en mayo del 2009. Roberto Orci y Alex Kurtzman recientemente han salido a decir que la película "no es exactamente una secuela, una precuela ni un remake/reinicio." ¡¿WTF?! Entonces, ¿qué es?

Considerando que hay personajes principales en sus versiones adultas y jóvenes en esta película, un sitio de fanáticos ha sacado la siguiente posible conclusión: "La película empieza con el presente de Star Trek, en algún lugar de la línea de tiempo de The Next Generation. Los rómulos regresan en el tiempo, ya sea para matar a Kirk o su padre, y Spock los sigue al pasado, cuando la tripulación del Enterprise era joven. Estos eventos cambiarán la historia en el universo de Star Trek, creando una línea de tiempo paralela o simplemente sobreescribiendo una nueva historia sobre lo que ya conocemos."

Esta sería una de las pocas explicaciones posibles a que no sea ni una secuela, ni precuela ni remake. Supongo que tendremos que esperar hasta que se oficialice algo por parte del estudio (en un trailer posiblemente), o hasta que finalmente se estrene la película el 8 de mayo del próximo año. ¿Alguna otra hipótesis?

2 comentarios:

Mario dijo...

Espero que no creen un universo paralelo a la linea temporal actual. Si es que lo hacen que se entienda que existe otro universo paralelo y que la linea temporal que todos conocemos aun sigue existiendo.

Lo mejor de todo esto seria que en un futuro se pueda hacer alguna pelicula combinando ambos mundos paralelos.

Viajes en el Tiempo y a traves de mundos paralelos no va a captar la audiencia que espera Abrams. Eso va a confundir mucho a la gran mayoria del publico. Por mi parte me encanta que se mezcle todo esto, pero hay que tener en cuenta que lo mas importante para hollywood es la taquilla, asi es que hay que pensar un poco eso.

Alberto dijo...

Yo sólo espero que, sea cual sea la historia, llegue a ser convincente en las manos de Abrams, y que no sea mero entretenimiento y acción, sino que le busque un sentido adicional y nos apegue a los personajes. Lo bueno es que Abrams en un capo en eso y en el misterio, así que ya veremos qué resulta.